«Dime qué tienes en tu lonchera, y te diré qué tan saludable eres»

Test rápido: 
1. ¿Haces ejercicio con regularidad?
2. ¿Evitas comer entre comida?
3. ¿Tomas suficiente agua?
4. ¿Comes fuera de casa, sobre todo en la hora del almuerzo?
5. ¿Sientes que no bajas de peso, y que por el contrario, has engordado un poquito?

Si respondiste sí a todas las preguntas, debes, CON URGENCIA, cambiar algunos hábitos. Ningún esfuerzo físico es productivo sino no va de la mano de una buena alimentación. A partir de hoy debes siempre responder la pregunta 4 con la siguiente frase: “sí, pero almuerzo lo que preparo en casa”, y a partir de ese momento, siempre dirás un NO con fuerza cuando te hagan la pregunta 5.

Para lograrlo lo único que debes hacer es preparar tu LONCHERA EJECUTIVA, lo que te permite seleccionar más variedad de alimentos, no consumir calorías extra, ahorrar dinero y no malgastar tu tiempo decidiendo dónde ir a comer mientras lidias con el infernal tráfico de mediodía.

Las ventajas de llevar una LONCHERA EJECUTIVA son muchas: cuidas tu salud, porque los alimentos son de mejor calidad, y comes lo justo. Diversos estudios han demostrado que cuando la gente come fuera de casa, comen más cantidades y por tanto, más calorías y más grasa, lo cual eleva el riesgo de enfermedades crónicas como hipertensión y diabetes.

Todo es cuestión de organización. Lo primero es seleccionar los alimentos. El éxito está en la variedad. Si estarás todo el día fuera, lleva un platillo principal y dos refrigerios.

• Platillo principal: Sándwich integral de jamón de pavo y queso mozzarella; atún, pollo, salmón, vegetales o huevo. Otra opción es comida habitual de casa como pescado al horno, arroz y guisos; pollo a la plancha, etc. Puedes optar por ensaladas completas sin aderezos grasosos, por ejemplo: de pollo a la plancha.

• Ensalada o vegetales cocidos o salteados: Mejor si va en un recipiente separado. Usa tu imaginación y prepara ensaladas de infinidad de verduras, mezclar con quesos, frutos secos, aceites, limón, etc.

• Frutas: Dependiendo de la cantidad de horas fueras puede ser una o dos piezas. Varía cada día para no aburrirte. Recuerda que cada color te aporta diferentes nutrientes.

• Otras meriendas: Yogurt light, frutos secos, galletas de arroz, galletas integrales, palitos de vegetales con requesón, pretzels, nueces o avena.

• Bebida: AGUA, limonada o refrescos naturales bajos en calorías son buenas opciones.

Lleva tus alimentos, de preferencia, en térmicos de vidrio ya que conservan mejor tus alimentos y no les transmiten olores a plástico.

Artículo por
Greenmonkey

Comparte este artículo con tus amigos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos que podrían gustarte

«Crossfit cambió mi vida»

Nunca fui una persona atlética, pero en crossfit encontré algo que liberaba mi mente, me dejaba con energías y una gran sonrisa. Me inspiró a buscar mi felicidad, a salir adelante y ser una inspiración para mi hijo.

Les invito a conocer más de cerca mi historia.

More

Suscríbete a nuestro Newsletter

Suscríbete al newsletter de Green Monkey  y no te pierdas novedades, tips y ofertas exclusivas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *